Resumen de las pruebas de SRI en 2017 para Latinoamérica

Resumen de las pruebas de SRI en 2017 para Latinoamérica

Por quinto año consecutivo se llevó a cabo una prueba de los Sistemas de Retención Infantil (SRI) para el mercado latinoamericano.  Se le dio la bienvenida a FIA Región IV que se unió a los socios existentes como Fundación Gonzalo Rodríguez (Uruguay), ProTeste (Brasil), ODECU (Chile) y El Poder del Consumidor (México).

La prueba tiene como objetivo:

  • crear conciencia entre los consumidores sobre la importancia de usar SRI,
  • generar información para los consumidores sobre el desempeño en seguridad.
  • aportar a la lista de referencia de Latin NCAP.

Las pruebas de los sistemas de retención infantil (SRI) permiten a los consumidores tomar decisiones informadas a la hora de adquirir SRI. Los SRI ofrecen un nivel mínimo de protección debido a que tienen que cumplir con una serie de requisitos legales mínimos. Nuestras pruebas brindan información acerca de la protección adicional de los SRI en condiciones de evaluación más severas.
Deberá tenerse en cuenta que en países sin ninguna o con poca tradición en el uso de los SRI, se deberán priorizar las acciones de concientización. El siguiente paso es ofrecer información comparativa basada en esta prueba para ayudar a los padres a elegir la opción más segura.
La FIA desarrolló un kit que provee herramientas para campañas específicas "(...) según la situación de cada país en cuanto a la regulación y el uso de los SRI.  A partir de una clasificación en cinco niveles, encontrará recursos prácticos para satisfacer sus necesidades: desde países sin legislación sobre los SRI hasta países donde su uso es extendido y se necesita brindarle a los consumidores información especializada".
La información resultante de esta prueba se encuentra disponible en el "Nivel 5"

 

Conclusiones de las pruebas 2017:
 
Los resultados generales se asemejan a los de los años anteriores y confirman que la mayoría de las butacas multigrupo comercializadas en Latinoamérica comprometen la seguridad de los niños. Ninguno de los productos probados este año supera a los productos que obtuvieron buenos puntajes en años anteriores.
A partir de las lecturas de los maniquíes en los ensayos dinámicos, se registraron  movimientos no deseados., así como también la destrucción de los SRI obteniendo puntajes bajos.
La protección contra colisiones laterales sigue siendo un punto preocupante, aunque por el momento esta prueba de testeo no es exigida legalmente., teniendo en cuenta que no todos los SRI  ofrecen protección lateral., ya que no son lo suficientemente espaciosos o no poseen la cantidad adecuada de relleno.
La noticia positiva es que varios SRI permiten un ajuste de la altura del arnés con una sola mano y muchas veces del apoya cabeza. Sin embargo, otros brindan una solución alternativa y permiten regular el arnés e insertarlo en otra ranura, lo cual incrementa las probabilidades de usarlo incorrectamente. 

Recomendaciones finales de los testeos - edición 2017:

• Utilizar un SRI homologado., de acuerdo al peso y edad.

• Asegurar la correcta instalación del SRI, ya que esto tambien determina el nivel de protección.

• Avanzar en la promoción del uso de asientos orientados hacia atrás, ¡incluso en niño pequeños hasta los 3 años!

• Permitir el uso de asientos booster sin respaldo sólo para los niños de mayor tamaño (aquellos que superen los 22 kg y 125 cm).